En pasados días, dentro de nuestra preocupación por el conocimiento y divulgación de nuestro entorno, procedimos a una charla divulgativa en el colegio público Juan de Goyeneche para alumnos de  quinto y sexto grado de Primaria. Apoyados por la  Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Nuevo Baztán,  y en especial por su concejala Begoña Barturen, iniciamos dos jornadas de sensibilización en relación a nuestra avifauna.

Primeramente hicimos una campaña apoyando a nuestras aves insectívoras, que consistió en explicar qué beneficios tiene la construcción e instalación de cajas nido, las especies que las utilizan, materiales adecuados para su elaboración, lugares de colocación, etc.

En la primera parte de la actividad se insistió en el conocimiento y valor de la comarca donde habitamos, la Alcarria Madrileña. Para nuestra asociación es importante que los alumnos ubiquen geográficamente el lugar donde viven, y también que valoren su entorno y el beneficio que aporta la creación de refugios artificiales para fortalecer poblaciones de aves tan beneficiosas, que debido a las modernas construcciones carentes de huecos y fisuras, no tienen, físicamente  hablando, lugar donde nidificar.

Bajo la atenta mirada de 90 estudiantes, enseñamos los distintos tipos de cajas y recalcamos la importancia que tienen estas aves, al ser grandes consumidores de insectos. También aprendimos a diferenciar, con sencillas técnicas de observación de detalles, especies comunes que podemos ver en nuestros parques y jardines. Para ello utilizamos una pequeña guía de aves comunes, que la Concejalía de Medio Ambiente ha financiado para esta actividad, y que fue entregada gratuitamente a todo el alumnado asistente.

La segunda parte de la actividad se centró en la construcción física de 15 cajas nido, que los alumnos hicieron en grupos de 6, cuyos materiales también han sido amablemente financiados por el Ayuntamiento de Nuevo Baztán. Aquí los asistentes demostraron un alarde de destreza, pues el montaje requiere el atornillado de tornillos en madera de pino.

Toda la actividad se llevó a cabo bajo la supervisión e inestimable ayuda de miembros del grupo TAGONIUS,  sin los que no sería posible hacer este tipo de actividades.

Finalmente se llevó a cabo la instalación de dichas cajas en el parque municipal de Nuevo Baztán. Para ello también contamos con la ayuda de algunos padres de alumnos, interesados por la educación ambiental de sus hijos. Una vez en el parque, procedimos a repasar la teoría del día anterior y seguidamente a la colocación de dichas cajas, ayudados de pértigas para alcanzar la altura adecuada.

El interés mostrado por los alumnos, con un aluvión de preguntas tan interesantes que casi no podíamos avanzar en la charla, nos hace pensar en el valor educativo de estas actividades.

Agradecemos el interés e implicación mostrados por parte de la dirección del colegio Juan de Goyeneche, en especial a su directora Elena Parra, y no queremos dejar de recalcar la suerte de tener educadores de este calibre.